La Barqueta – pesca deportiva al coup

La Barqueta – pesca deportiva al coup

A su paso por el casco urbano de Sevilla, el río Guadalquivir posee excelentes escenarios para la pesca de ciprínidos. El que se conoce como La Barqueta, tramo comprendido entre los puentes de La Barqueta y El Alamillo (orilla opuesta a la isla de la Cartuja), que se denomina realmente Paseo Juan Carlos I, ostenta el primer puesto en el escalafón. Ello se debe a varias razones, como son el acondicionamiento de su orilla, reforzada con bloques de hormigón en ligera pendiente; sus fondos arenosos libres de vegetación, la velocidad del agua casi estable y, por supuesto, su interesante volumen de carpas, barbos y albures. Tales virtudes le hicieron merecedor de albergar en 1997 todo un mundial de agua dulce por equipos. En aquel evento, los países participantes elogiaron del escenario su calidad, belleza y singular ubicación.

La Barqueta es un magnífico escenario para la competición de agua dulce. A la comodidad que ofrece para la instalación de la plataforma y otros instrumentos del equipo moderno de ciprínidos se unen la actividad constante de sus peces durante todo el año y la enorme variedad de éstos.

En una jornada, el rejón del pescador puede reunir barbos, carpas ­comunes y royales, albures, alburnos, anguilas, percas sol, carpines, algún robalo y, últimamente, sábalos, sabogas, etc. También hay black basses, que se tientan a spinning. Se trata, además, de un pesquero muy técnico que requiere afinar al máximo los aparejos. A 14 mts de la orilla hay entre 4 y 6 mts de profundidad. Se suele emplear la enchufable y la inglesa con cebos de asticot y pinkie. La caña fija es ideal para tentar al bravo albur con una masilla compuesta de harina de trigo y leche condensada.

Ver AQUÍ el reportaje de pesca con enchufables en La Barqueta que grabamos para el programa de Canal Sur TV Al aire libre.

Otros escenarios hispalenses del Guadalquivir que en su día fueron señeros y que hoy están en franca recesión son el Paseo de la O, en Triana, donde el Ayuntamiento habilitó 56 puestos de pesca; el Meandro de San Jerónimo, repleto de vegetación y con orillas prácticamente inaccesibles, aunque se verá mejorado con el proyecto ‘Enclave de Río’; el Muelle de la Dorada, junto a la Puerta Triana de la Expo ’92, actualmente cerrado; y el Lago Azul, espléndida dársena ubicada junto a la esclusa, hoy en desuso por deseo de la Autoridad Portuaria.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0