Paco Ramos, el encanto de la pesca con kayak

Paco Ramos sube a su kayak una fabulosa corvina. Foto: P. Ramos

 

Paco Ramos Calderón (Benacazón, Sevilla, 1984) es un joven trabajador de banca y seguros. Actualmente estudia MBA Internacional, además de administrar los sitios pesqueros kurrican y peskama, cuya lectura os recomendamos muy efusivamente. Apasionado de la pesca deportiva, en especial de la pesca con kayak, en estas líneas habla largo y tendido sobre esta excitante modalidad, una técnica que ha llegado a dominar al extremo y que le granjea fuertes emociones, como podéis ver en las imágenes que ilustran esta información. Paleando al encuentro de bailas, lubinas, chovas y «la colosal corvina».

– Entre las numerosas modalidades de pesca deportiva que se practican en Andalucía, ¿por qué la pesca con kayak?

– El porqué hay que buscarlo en muchos aspectos. Se trata de unir dos deportes en contacto íntimo con la naturaleza y combinarlos de modo que uno ayude a disfrutar del otro y viceversa. Con el kayak conseguimos acceder a muchos más lugares de pesca, es totalmente respetuoso con el medio ambiente, no hacemos ruido ni producimos contaminación, nuestro único motor es la resistencia y destreza del kayakero. No es necesario –por ahora– disponer de títulos de navegación ni de atraque en ningún puerto. Podemos irnos con nuestro kayak a la playa que queramos en cualquier momento, puesto que su reducido peso nos permite transportarlo sin dificultad en el coche. Y si aún queremos más, a poco que nos apliquemos podemos conseguir maravillosas capturas y disfrutar al máximo de la pesca.

– ¿Cómo aterrizaste en esta afición?

– A esta afición llegué hace ya una década debido al afán de buscar siempre nuevos alicientes en la pesca. Como ya sabemos las orillas de nuestras costas están algo quemadas y las ganas de buscar nuevos fondos y zonas de pesca pero a bajo precio y de una forma lo más deportiva posible me llevó a indagar por Internet hasta encontrarme curiosamente con el kayak como medio de pesca. En España eran muy pocos los que lo hacían por aquel entonces, pero en Estados Unidos, donde llevan más tiempo, sí me fue posible encontrar información más variada y empezar en este mundo que poco a poco se ha convertido en una verdadera pasión, me encuentro de lleno volcado en esta modalidad. Los inicios no fueron fáciles pues ni siquiera existían en aquellos años kayaks de pesca como hoy en día. Así que en un primer momento tuve que adaptar un kayak autovaciable de manera artesanal para poder pescar desde él. Posteriormente esta modalidad de pesca se ha convertido en una auténtica revolución, han irrumpido numerosas marcas y modelos de kayaks y equipamiento específico para la pesca en kayak. Además de que día a día gana adeptos gracias a las virtudes que anteriormente se han mencionado y que no hacen sino aumentar el disfrute de la pesca de la manera más deportiva posible.

– ¿Qué se necesita para practicar esta modalidad? Descríbenos el material y el coste aproximado.

– Lo primero que necesitamos, como no podía ser de otra manera, es un kayak. Existen numerosas marcas y modelos, de entre los cuales debemos orientarnos hacia las versiones de ‘pesca’ que ya existen en el mercado y que nos facilitarán nuestra elección. Normalmente aconsejo el uso de un kayak más bien largo, en torno a los 4 metros, y de una manga en torno a los 70-75 cm, lo que nos dará un kayak que mantenga bien el rumbo y nos permita afrontar bien la mar. A tener en cuenta que nos vamos a enfrentar a un deporte que exige de una preparación física mínima, y una destreza en el paleo que debemos adquirir poco a poco, practicando el paleo –obviando la pesca– hasta que hayamos aprendido correctamente el uso del kayak antes de disponernos a pescar desde él. Maniobras básicas como el salir y entrar de una playa con olas, aprender a volcar y volver a subirnos al kayak, cantear el kayak, cambios de dirección, etc. son vitales antes de comenzar con nuestra actividad pesquera. Mucho mejor si podemos iniciarnos con alguien ya experto, amén de la numerosa información que podemos encontrar al respecto por la red y que aconsejo repasar antes de iniciarnos. Otro elemento básico es el chaleco salvavidas, el cual deberá estar homologado y adaptado a nuestro peso y físico. Y algo importante aunque parezca una obviedad, el chaleco salvavidas ‘sólo salva vidas’ si lo llevamos puesto y correctamente abrochado. Así que kayak, pala y salvavidas serán los tres elementos básicos de nuestro equipamiento.

Otros elementos que consideramos de seguridad a bordo son una madeja de al menos 5 metros de cuerda resistente que nos pueda servir para un posible remolque o fijación de cualquier elemento. Junto a ella un cuchillo bien afilado y al resguardo para evitar imprudentes cortes, pero que a su vez nos puede salvar de cualquier apuro en caso de enredos con aparejos o cabos sueltos, amén de cara a posibles capturas de cierto porte. Con esto, un pequeño espejo de señales, bocina o luz estroboscópica serán elementos también opcionales a tener en cuenta. Y en el campo de la electrónica cada vez se hace más común el uso de emisora VHF-banda marina, que además de mantenernos en contacto entre los kayakeros durante la jornada de pesca nos permite comunicarnos con otros barcos, puertos deportivos e incluso con el propio servicio de Salvamento Marítimo. Aparte, y dependiendo de la época del año, será necesaria una correcta indumentaria que irá desde trajes de neopreno a camisetas de licras, chaleco cortavientos y escarpines.

Asimismo, una gorra y gafas combinadas con la crema solar serán necesarias para evitar quemaduras solares a tenor de la exposición constante a la que nos vemos sometidos en el kayak.

El resto de elementos a añadir estarán más relacionados con la práctica de pesca que queramos desarrollar. Así, para aquellos que gustan de la pesca fondeada pues sería conveniente disponer de un ancla junto a la boya de fondeo. Y en cualquier caso, podemos equiparnos electrónicamente con diferentes elementos que nos ayudarán en nuestro menester como son sonda y gps. Ah, y por supuesto no nos podemos olvidar de todo el equipamiento de pesca: cañas, carretes, señuelos, cebos, etc. según la técnica que cada cual guste de practicar. De manera estimada y con variaciones según calidad y modelos de todos estos elementos, lo cual puede hacer oscilar mucho el presupuesto inicial, de manera orientativa se pueden barajar estos precios:

  • Kayak: desde 500 euros en kayaks simples hasta 4.000 euros aproximadamente en versiones con vela. Aparte de la existencia de un mercado de segunda mano muy prolífico.
  • Pala: desde 30 hasta 300 euros o más según el peso, largo, composición y forma de las cucharas.
  • Salvavidas: dependerá mucho de la estatura y peso del palista, puesto que variará la flotabilidad. En todo caso, desde los 30 euros podemos encontrar chalecos útiles.
  • Sonda, gps, emisora VHF-banda marina: desde los 120-150 euros podemos encontrar equipos de calidad y buena funcionalidad. Deben reunir el requisito indispensable de cumplir la norma IPX-7 de estanqueidad.
  • Para el resto de bártulos existe una alta variabilidad y que dependerá de la idoneidad al palista y práctica pesquera, así como del ajuste al bolsillo de cada uno.

Y a todo esto, un último consejo a la hora de comprarnos el equipo, hay que buscar calidad sobre todas las cosas, el contacto con el agua es irremediable en el kayak y el equipo deberá ser fuerte y estar bien preparado para aguantar las peores condiciones, además de que el pescador deberá extremar más si cabe la conservación y la limpieza de todos sus bártulos. “Lo barato en tierra sale caro en el mar”, como diría mi amigo Jose Docampo-Sardina.

Con una percha de bailas. Foto: P. Ramos

– ¿Cuál es la técnica más empleada o la que proporciona mejores resultados? ¿A fondo? ¿Curricán? ¿Jigging?

– No se puede hablar de que una técnica sea mejor que otra, sino más bien de la especialización y dedicación que cada pescador pueda llevar a cabo con cada una de ellas y los frutos que sea capaz de obtener del mar. A priori sí que podríamos hablar de que la pesca fondeada es la más practicada entre los pescadores de kayak por ser quizás la que menos tecnicismos exige a priori y que nos puede proporcionar capturas en cualquier zona de pesca. Posteriormente, el curricán puede ser otra de las técnicas más extendidas puesto que ya desde el mismo momento que nos hacemos al mar y hasta que llegamos a nuestras marcas de pesca podemos practicarla durante el desplazamiento o incluso dedicarnos a realizar travesías en las que mientras paleamos podemos arrastrar nuestros señuelos. Últimamente, técnicas más novedosas como el jigging se han adaptado de manera más que exitosa al kayak, así como la tradicional pesca al vivo, y el spinning. No obstante, dentro de todas estas técnicas encontramos multitud de variantes que darían para un artículo completo cada una de ellas, y que sin duda no hacen más que ampliar el abanico de posibilidades de la pesca en kayak. Todas son susceptibles de proporcionarnos buenos peces, basta con dedicarnos y poner voluntad en cada una de ellas adaptándonos correctamente a nuestras zonas de pesca y actividad de los peces del lugar.

– Tus zonas favoritas para pescar desde kayak.

– Mi zona favorita de pesca desde kayak viene quizás condicionada por ser el lugar que más frecuento y por ende donde más información he podido acumular a lo largo de los años hasta conseguir adaptarme y poder poco a poco comprender mejor el medio y sacar mejores resultados. Hablo de la costa atlántica onubense, caracterizada por fondos arenosos de poca profundidad si atendemos además a la limitación de 1 milla máxima que nos podemos alejar con el kayak, y que puede llegar a los 15 metros de agua en el mejor de los casos aproximadamente. El mar suele ser benévolo durante todo el año, con rompientes suaves y muy agradecidas en cuanto a pesca con una especie reina como la baila y junto a ella su hermana mayor la lubina. Eso sí, la orilla –debido a la composición arenosa– es muy castigada durante los temporales invernales y no es raro encontrarnos con diferente configuración de una temporada a otra en ciertos lugares. La presencia de rocas o zonas duras es escasa, aunque con un poco de paciencia se pueden dar con buenas marcas. Es difícil delimitar una época concreta como la mejor, durante todo el año esta costa tiene su encanto y es la adaptación al medio y a las especies lo que nos irá proporcionando capturas regularmente. Aunque quizás por la bonanza de la temperatura y la alta presencia de peces azules, el verano sea la época kayakera por excelencia en esta costa.

En cuanto a especies encontramos una amplia variedad de espáridos –brecas, sargos, mojarras, raspallones, herreras, etc.– y peces azules –caballas, jureles, palometas, toninos, etc.–, con la posibilidad de pescar algún que otro túnido o atunarro, como son conocidos por aquí –bonitos, listados, melvas–. Y en cuanto a los grandes depredadores, cuatro son las especies de mayor importancia, de menor a mayor porte: bailas, lubinas, chovas y la colosal corvina, que en estas aguas alcanza las mayores densidades y tamaños de toda la costa peninsular.

– Relatos de jornadas memorables.

– Pienso que a lo largo de mi trayectoria de pesca y a estas alturas, aunque aún me queda mucho que aprender, he conseguido llegar a uno de los puntos cruciales de cualquier pescador, y es el hecho de disfrutar hasta en aquellos días en los que no se pesca nada. Siempre hay algo positivo y algo que aprender de cada jornada y que nos ayuda en un futuro. Gracias a un minucioso trabajo de documentación que llevo a cabo desde hace 14 años, tengo correctamente archivadas todas las jornadas de pesca, con todos los datos correspondientes a esas capturas, cebos, estado del mar, lugar, etc. Y es algo que además animo a todo el mundo a hacer, puesto que además de bonito recordatorio es una base de datos valiosísima de la que obtener importante información y gracias a la cual mejorar día a día. De entre todas las jornadas de pesca vividas hasta el momento, recuerdo con especial cariño el primer día que salí con mi primer kayak precisamente. Y es que tras dos semanas de adaptación al kayak y en los que únicamente me había dedicado a pasear y a hacerme a la nueva embarcación, la ilusión de este primer día era enorme, pero lo mejor de todo vino cuando nada más recorrer unos cien metros a curricán me topé como por designio divino con un banco de frenéticas bailas que comían en superficie. En aquel momento el nerviosismo se apoderó de mí, aparte de la situación totalmente novedosa. Lance tras lance a spinning con la mítica cucharilla Toby conseguí arrancarle al mar una docena de lustrosas bailas que me supieron a gloria y la confirmación de que el kayak iba a darme muchas alegrías. Estaba seguro de que me había enganchado de por vida.

Otra jornada que recuerdo con cariño y que además he vivido recientemente ha sido la captura de una colosal corvina, bien entrada en kilos, y que curiosamente picó a la caña equivocada que tenía preparada para peces de menor porte con un jig de pocos gramos y que fue al que atacó.

La pelea, como no pudo ser de otra manera, fue mítica, más de una hora de batalla hasta conseguir rendir a aquella bestia marina. Increíble.

Con una corvinata recién clavada. Foto: P. Ramos

 

CUESTIONARIO PESQUERO

  • Una presa: la baila
  • Un lugar para pescar: Matalascañas
  • Una caña: Depende de la técnica, pero con la que más disfruto es con una caña de curricán a la que le tengo fabricado por mí mismo el puntero y he sacado numerosísimos peces con ella.
  • Un carrete: Sagarra Mod. 80, y Shimano Spheros 4000
  • Un kayak: Prowler Elite 4.5
  • Lo mejor de ser pescador de kayak: Contacto pleno con la naturaleza y los amigos.
  • Lo peor: Los madrugones y la limpieza del material tras la jornada de pesca, y mucho peor si no se ha pescado nada.
  • Otras aficiones: Snowboard y salidas al campo.
  • Un sentimiento al clavar un pez: La incertidumbre de saber qué es y quién ganará la batalla.
  • Un consejo: “La unidad en el mar son dos”, lema del amigo Miguel Granados-Sir Owens.
  • Un reto: Pescar un marlin desde kayak, y hacer un viaje de pesca a Madagascar.

 

– Los pescadores andaluces de kayak tienen su propio canal de información: peskama.com. ¿Quién gestiona esta web y qué podemos encontrar en ella?

– La web nació allá por el año 2007 gracias a dos malagueños amantes del mar, Arturo Assunçao-Caballa y Manuel Fernández-Albatros. Junto a ellos somos varios los coadministradores que servimos de apoyo al mantenimiento de la web, Miguel Granados-Sir Owen, Eduardo Coto–Raspacejo, Josu-Txubaskos y el que suscribe, Paco Ramos-Kurrican. Todos los pescadores en kayak tienen como punto de referencia la web Peskama, pionera en esta modalidad, altruista y nacida bajo la filosofía de revista online donde periódicamente se publican artículos de diversa temática dedicados a la pesca en kayak: técnicas, equipamiento, banco de pruebas, relato de jornadas de pesca, noticias, especies, bricopescas y un largo etcétera. Además de un apartado de consultoría donde todos aquellos que se inician pueden asesorarse de expertos kayakeros. Junto a ello una recopilación de toda la normativa referente al kayak, ficha de lugares de pesca, galería de imágenes y quedadas. Es una web abierta, no se necesita registro previo para acceder a la información y todo el que quiera puede dejar su comentario o preguntar lo que quiera. Además de que está abierta a la colaboración de todo el que quiera hacer su aportación a la comunidad kayakera, como así lo atestigua la larga lista de autores y colaboradores, actualmente más de 80 personas. A pesar de ser una web nacida en tierras andaluzas, actualmente trasciende todas las fronteras, siendo una de las web de pesca más visitadas a nivel nacional, y una de las referentes en la pesca en kayak a nivel mundial.

– ¿Existen en esta modalidad competiciones y convivencias como en otras modalidades?

– A lo largo del año se suceden numerosas quedadas, que es la denominación popular que se le da estas concentraciones organizadas en diversos puntos y por diferentes grupos de kayakeros. Son numerosos los pescadores en kayak que existen a lo largo de nuestro litoral español e incluso ya existen clubes y asociaciones exclusivas de pesca en kayak. Aparte de todo ello, desde hace un par de años la pesca en kayak ya está reconocida por la Federación Española de Pesca y Casting, y el calendario de competiciones oficiales ya incluye el Campeonato de España de Pesca en Kayak, que cumple su tercera edición este año. A todo esto, los diversos clubes y asociaciones celebran diferentes quedadas a lo largo del año, y por parte de Peskama también se celebra anualmente una de las concentraciones más numerosas de pescadores en kayak, habiéndose alcanzado en la última edición la escalofriante cifra de más de cien kayakeros en aguas malagueñas, amén de las decenas de curiosos y simpatizantes, con una multitudinaria comida y talleres de pesca.

Uno de los mayores alicientes que tiene la pesca en kayak es sin duda la gran familia que formamos todos y la gran cantidad de buena gente que se conoce y con los que disfrutar de la pesca.

 

El kayak es ideal para tentar bailas, robalos y anchovas. Foto: P. Ramos

 

Texto: © Quico Pérez-Ventana.  Fotos: Paco Ramos

COMENTARIOS

WORDPRESS: 4
  • comment-avatar

    ¡¡¡¡¡Grande!!!!! Paco, no pensarías que no me enteraría de esta.
    Un abrazo

  • comment-avatar
    Diego Gómez 3 años

    Soy aficionado a la pesca y tengo un kayak. Me gustaría adaptarla para la pesca en Kayak en el mar. Soy de Málaga y me gustaría saber un sitio donde me informaron cómo hacerlo y ver otros kayak.

  • comment-avatar
    angel 1 mes

    Soy de Sevilla, soy un poco novato en este deporte de pesca con kayak, ya que tengo uno y este es el primer año que he empezado y me gustaria saber si aquí en Sevilla hay algun club, asociación o reunión de amigos que se dediquen a la pesca en el mar, ya que ir solo de pesca en el mar no lo veo aconsejable. Gracias.

  • comment-avatar
    angel 1 mes

    Ah! Se me olvidaba, estoy recién jubilado.

  • DISQUS: 0