Embalse de Benínar – Pesca al coup

Cebando las aguas. Foto: perezventana

Benínar es un embalse cercano a Almería, de tamaño medio y aguas claras procedentes del deshielo de Sierra Nevada. Durante años ha sido un escenario muy frecuentado por los pescadores de agua dulce del poniente andaluz, pues posee buenos accesos para llegar en coche hasta la misma orilla. Pero en los últimos tiempos, y ello es motivo de queja por el grueso de aficionados, los agentes forestales han cortado estos accesos para evitar asentamientos ilegales de trabajadores inmigrantes. De esta forma, los pescadores almerienses que se atrevan a visitar el embalse –al que se accede por la carretera N-340 hasta Adra y desde este punto a Berja, en cuya plaza central puede leerse un cartel indicativo a Benínar– se ven obligados a dejar el vehículo en la carretera superior y descender a pie por una pendiente de unos 3 o 4 kms. No es precisamente la comodidad soñada por un aficionado para desplazar aparejos y plataformas, en mayor grado cuando años atrás aparcaba el coche en una explanada habilitada para tal fin que le permitía acceder fácilmente al margen derecho de la presa. Por esta desagradable circunstancia, que esperamos se solucione a medio plazo, los pescadores se plantean Benínar como un escenario donde echar el rato con un equipo básico y ligero de peso.

El pantano ha ofrecido tradicionalmente a los pescadores fuertes emociones en forma de enormes carpas royales, que entran a los cebos de maíz dulce y masilla de las cañas de coup e inglesas con un peso medio de 1 a 3 kgs, y varios kilogramos más si las tentamos con los selectivos cebos de boilies y habas. También se capturan algunas anguilas y truchas arcoíris.  

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1