Embalse de San Rafael de Navallana – pesca deportiva al coup

Preparando el material de pesca al coup. Foto: Ganfornina

El paraíso terrenal del black bass es también un santuario de biodiversidad. Bajo las aguas del embalse San Rafael de Navallana, de 157 hm3 de capacidad máxima, habitan carpas, barbos, lucios, percas sol, bogas, pardillas, gobios… y alburnos. Desde 2003, éstos últimos se ven a millones y posibilitan el máximo disfrute de las cañas fijas de coup. Sólo es necesario ubicarse a la derecha del puente con medio litro de gusanos para clavar un ciento en una hora. Incluso hay quien se los come fritos, no en vano su parecido con la sardina malagueña es asombroso.

La caña inglesa permite también la captura de grandes carpas, por encima de los 3 kgs.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0