Embalse de Tranco de Beas – pesca deportiva black bass

Vista panorámica del Tranco de Beas. Foto: anamt.blogspot.com.es

El popular Tranco de Beas, inaugurado en 1946, alberga, según dicen, los basses más grandes de Jaén. Hasta de 4,5 kgs se han pescado por los aficionados ribereños. El primer embalse del Guadalquivir, una gran masa fluvial de 500 hm3 de capacidad que regula otros embalses de la cuenca, está muy poco pescado. Su gran defecto es su principal virtud: su ubicación en el serpenteante corazón del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas lo convierte en un gigantesco e incorrupto santuario, un escenario sin presión pesquera y con una población piscícola descomunal.

Los pocos pescadores osados que lo visitan, mosqueros, mayormente, suelen emplear el streamer como señuelo. Con tales artes salen muchos basses de 600-800 grs. En primavera, curiosamente, se suelen ver en las orillas cardúmenes de hasta 10 y 15 peces de gran tamaño.

Se pesca a pie o desde canoa. Con suerte, sentiremos el empuje de una de esas grandes truchas arcoíris –quizá hasta comunes– de hasta 8 o 9 kgs.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0