Embalse de Arcos – Pesca deportiva de black bass

Un pequeño bass entra al vinilo. Foto: perezventana

Si algo caracteriza a Arcos es su poca profundidad: en muchos puntos muy lejanos de tierra no sobrepasa los 6 mts. En materia de black bass, esto lo convierte en un embalse tempranero. Sus aguas se calientan pronto y se clavan buenas piezas con crankbaits prácticamente durante todo el año. El pez inicia antes su ciclo y efectúa la freza antes de culminar el invierno. En su contra, el tamaño de las capturas, que suele rondar los 400-500 grs. Dada su abundante vegetación de ribera, más extendida de unos años hacia acá –sobre todo en la zona del Residencial Lago de Arcos–, se pesca fundamentalmente desde embarcación: dispone de una estupenda rampa de embarque junto a la orilla del Mesón La Molinera que podrá utilizarse mientras su agua no se destine al consumo humano.

En verano está casi inactivo en el fondo, con las muestras de superficie como garantía de éxito.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0