Laguna de La Barrera – pesca deportiva carpfishing

Imagen añeja de la Laguna de La Barrera, hoy territorio hostil a la pesca. Foto: Miguel Martín

Por esos misterios tan frecuentes en la pesca deportiva y la propia naturaleza, una laguna de sólo 400 mt de diámetro junto al casco urbano de la capital malagueña alberga una impresionante población de peces gigantes que convierten en realidad los sueños de todo aficionado al carpfishing. La estampa es ciertamente singular: bloques de pisos, cientos de patos a los que echan de comer los vecinos y, hasta el año 2004, un diestro pescador de boilies descubriendo ante los ojos de todos los hermosos animales que habitan bajo la superficie del agua. La Laguna de La Barrera –también Laguna de Santa Isabel, ver más información en el blog naturalezademalaga– es conocida popularmente como la Charca de los patos. 40 años atrás, este paraje de la Colonia Santa Inés era de propiedad privada y allí anidaban patos reales, cucharas, porrones, fochas… Al urbanizar la zona desaparecieron las aves migratorias y sólo permanecen patos caseros –blancos y negros– y gansos. Hoy se ha construido allí un parque, se ha vallado el lago y el Ayuntamiento de Málaga no concede permisos para practicar la pesca –pese a tratarse de una modalidad tan moderna y conservacionista como el carpfishing–, aunque años atrás se habló de un proyecto de creación de una escuela de pesca. No obstante, no podíamos obviar este santuario de carpones en nuestros escenarios del boilie. Esperemos que algún día se recupere para la caña, o algún listo empresario sepa explotar comercialmente sus cualidades pesqueras.

La Barrera es un escenario único para el boilie. Ahí va un dato estadístico. Durante varios fines de semana de invierno, un mismo pescador capturó más de 50 carpas comunes y royales, y sólo dos pesaron menos de 10 kg.

La mayoría estaba entre los 12 y los 14 kg, y la mayor se fue a los 16,1 kg (hay constancia de un ejemplar de 17,5 capturado por un aficionado malagueño). También clavó varios barbos de un peso medio de 6 kg, todos ellos con boilie de cangrejo. Las carpas entraron bien al scopex.  Por lo demás, señalar que la laguna posee fondos inestables de arcilla –de hecho su origen es una antigua cantera de este material, pues aquí se extraía arcilla para la veterana fábrica de ladrillos de la Colonia de Santa Inés–, y en sus aguas también abundan los carpines, peces tropicales y tortugas.

 

NOTA= Hemos retirado de esta entrada la imagen de una captura a petición de un aficionado malagueño. No es nuestro deseo poner en peligro ningún ecosistema, y mucho menos la integridad de algún osado pescador que se vea alentado por lo expuesto en estas líneas.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 7
  • comment-avatar
    pool 8 años

    Estimado amigo:
    Temo decirte que has de olvidarte de la creación de una escuela de pesca allí. Yo intenté crear una escuela MUNICIPAL de piragüismo y los vecinos colindantes a la Barrera (AA.VV Los Molinos) dijeron que era un deporte que destruiría la (poca) naturaleza que allí hay.
    Teníamos el convenio redactado, pero le dieron demasiado poder a esta asociación, y el proyecto fue rechazado solo y exclusivamente por la negación de esta asociación.
    Así que aquella laguna se podría explotar de mil y una buenas maneras, pero si los vecinos dicen que no, es que no (porque según dicen ellos, la laguna es suya).
    Un saludo

  • comment-avatar
  • comment-avatar
    joaquin 8 años

    Hola, buenas. Hace unos meses leí este artículo, decidí pasarme por la laguna a verla, cuando estuve me di cuenta que estaba cerrada al público, desde fuera pude ver que el nivel ha bajado mucho, pude ver muchos patos, ¿por qué esta cerrado?
    Es una pena que ese lugar tan bonito este así.
    ¿Siguen estando esos peces tan grandes con esa bajada del nivel del agua?
    Espero que la abran algún día y poder disfrutar de este parque.

  • comment-avatar

    Joaquín, el motivo por el que la laguna está vedada a la pesca deportiva es por la oposición de la comunidad residencial allí presente. Así lo exponía Pool en un comentario anterior. Seguro que en sus aguas siguen habitando esos peces colosales, y poco daño harían los aficionados al carpfishing con su manifiesta conducta conservacionista. Pero a fecha de hoy –y así seguirá siendo por mucho tiempo– no es un escenario habilitado para los pescadores.

    • comment-avatar
      Samuel Peregrina Domínguez 1 año

      Hola, compañeros. El Ayuntamiento de Málaga NO tiene facultad para vetar la pesca en ninguna masa de agua continental. Eso es competencia en exclusiva de la Junta de Andalucía, y si me apuras, de la Confederación Hidrográfica del Sur. En la actualidad, no hay ninguna restricción legal que caiga sobre este enclave, siendo totalmente legal pescar en esas aguas, siempre que se lleve la correspondiente licencia de pesca y el seguro de responsabilidad civil obligatorio.

      La ley es la ley, y así se ha de cumplir.

      Además, según la normativa vigente,en este lugar, al existir poblaciones de black-bass antes de 2007, es legal soltar de nuevo al agua los peces capturados.

      Por lo tanto si queréis echar un día de pesca de grandes carpas en la laguna, estad tranquilos que no hay impedimento legal para el desarrollo de la actividad.

      • comment-avatar

        Mensaje para el Sr Peregrina.
        Mandó Vd un mensaje al Ayuntamiento sobre este asunto pero no dejó ningún teléfono o mail para responderle. Podría mandar un mail con sus datos a lverde@malaga.eu?
        Gracias

        • comment-avatar

          Hola muy buenas

          En relación a su pregunta y sugerencia, le quería comentar que se me hecho llegar la respuesta a mis conclusiones previas acerca de la actividad pesquera recreativo-deportiva en la Laguna de la Barrera, el cual citamos a continuación:

          Estimado Sr. Peregrina:

          En contestación a su comunicación al Sistema de Quejas y Sugerencias del Ayuntamiento de Málaga, con nº ID 148136, le confirmamos que, tras consulta realizada a la Junta de Andalucía, el Servicio de Gestión del Medio Natural, dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, nos traslada lo siguiente.

          “Esta laguna es artificial, producto del hueco que dejó una extracción de áridos, ahora mismo está dentro del perímetro del Parque de la Barrera que gestiona el Ayuntamiento de Málaga dentro de los Espacios Libres (Parques y Jardines) en el ámbito urbano que gestiona el Ayuntamiento de Málaga, así está en su página web. He mirado la Orden de 16 de febrero de 2011, por la que se fijan y regulan las vedas y períodos hábiles de pesca continental en la Comunidad Autónoma de Andalucía en la web de Medio Ambiente, y no figura en la misma, ni como refugio de pesca donde se prohíbe la pesca ni como zona autorizada para la pesca. Creo que el competente es el Ayuntamiento. Si hay mucha afluencia de pescadores igual se deteriora el parque”.

          Por todo ello y tras valorarlo con el servicio de Parques y Jardines de este área de gobierno municipal y la Junta Municipal del Distrito Universidad/Teatinos, se ha decidido mantener la prohibición de la pesca deportiva o de cualquier tipo en dicho espacio.

          Reciba un cordial saludo.

          Laura Verde Hidalgo
          Secretaria de Dirección
          Área de Sostenibilidad Medioambiental
          Ayuntamiento de Málaga

          Con este escrito le comunico a modo de respuesta lo que la legislación viene a decir, a fin de que los lectores tengan bien a informarse sobre qué leyes son las que son de aplicación en este caso concreto, y qué leyes intenta aplicar el Ayuntamiento de Málaga sobre este enclave, saltándose así la Ley establecida, independientemente de lo que la propia Junta de Andalucía haga, que no es otra cosa que rehusar a sus obligaciones frente a una impuesta por Ley.

          El argumento de que es una laguna artificial, se cae por sí solo. Los embalses, (Limonero, Agujero, Viñuela, Conde de Guadalhorce,… etc, por no proseguir con todos los de la Provincia o incluso la Comunidad Autónoma), son masas de aguas de origen artificial, al igual que esta laguna, la de La Barrera. En estos embalses y presas, como bien ordena la ley, la pesca esta regulada, con sus diferentes características dependiendo del escenario que se trate.

          El aporte de agua a esa de esta Laguna de la Barrera, al igual que sucede con los embalses citados y no citados, se produce de forma natural, y la especies de peces, al igual que sucede con los embalses, han sido introducidos por el hombre (carpa y black-bass). Por tanto, las analogía con las presas y embalses de la entera Comunidad Autónoma, es más que evidente.

          Esta laguna ya existía antes de que construyeran a su alrededor el parque, hablamos de décadas, y los pescadores practicaban en ella su afición sin más restricciones que la de poseer la respectiva licencia de pesca. Más bien, lo que ha sucedido, es que han construído un parque alrededor de la laguna, secuestrando, si se me permite la expresión, esa masa de agua a su legítimo gestor, la Junta de Andalucía, y al resto de ciudadanos que legítimamente practicaban la pesca deportivo-recreativa.

          No es nuevo el hecho de construir al lado de una masa de agua un área de esparcimiento. Por citar ejemplos, el parque Guadalteba o el Camping Parque Ardales, situados en las orillas de los embalses Guadalteba y Conde de Guadalhorce respectivamente, o el área recreativa de la Viñuela, situado a las orillas de este embalse en territorio de la Axarquía, manteniendo la gestión de éstos por la Junta de Andalucía, como es lícito.

          Que la Junta de Andalucía, no se ha percatado de las circunstancias que aquí confluyen hasta ahora en este asunto, en un gran error de cálculo, pero también de bulto. La regulación de la pesca en Andalucía es competencia en exclusiva de una sola Entidad, la de la Comunidad Autónoma, y no de ningún Ayuntamiento, por mucho que éstos quieran regular sus áreas o territorios. La Ley es la Ley, y cuando no se tiene competencia, no se tiene.

          Pero vamos a explicar las referencias a la Ley para intentar de desmentir las atribuciones con las que el Ayuntamiento de Málaga se ha hecho con el control de esta laguna, argumento ilegítimos como podremos comprobar.

          1. Competencia sobre lagunas en Andalucía

          El Estatuto de Autonomía de Andalucía, en el Art. 57.1.C, cita textualmente:

          Artículo 57. Medio ambiente, espacios protegidos y sostenibilidad

          1. Corresponde a la Comunidad Autónoma la competencia exclusiva, sin perjuicio de lo dispuesto en el Artículo 149.1.23.ª de la Constitución, en materia de:
          c) Marismas y lagunas, y ecosistemas acuáticos.

          Esto quiere decir sin lugar a duda alguna, que la gestión en exclusiva de la Laguna de la Barrena, pertenece a la Junta de Andalucía. En el texto de ley andaluz no se cita ninguna referencia acerca del origen de estos lugares (antrópico o natural) para determinar o fijar la competencia de éstos, y en un caso extremo, debería ser un juez quien determinara quien debería gestionar ese lugar.
          Diferente sería el caso, por ejemplo, del lago situado en el Parque del Oeste, creado específicamente por el propio Ayuntamiento, con llenado artificial, y enmarcado dentro de los límites de ese parque, referenciado previamente en el proyecto arquitectónico de su construcción.
          Por otra parte, y continuando en ese mismo punto C del Estatuto donde se habla acerca de ecosistemas acuáticos, la propia laguna ya presenta un ecosistema acuático propio. Tanto odonatos, anuros, crustáceos, centrárquidos y ciprínidos y otros invertebrados acuáticos, conforman un ecosistema acuático. Si sumamos las aves que se dan cita, especialmente en los meses invernales (Porrón europeo, Aythya ferina), completamos un ecosistema acuático, (competencia autonómica), con lo cual, reforzamos más aún si cabe que el Ayuntamiento de Málaga no puede, por Ley, gestionar esa masa acuática, en pos de que la Junta de Andalucía.

          2. Competencia sobre pesca en Andalucía

          El Estatuto de Autonomía de Andalucía, en el Art. 57.2, cita textualmente:

          2. Corresponde a la Comunidad Autónoma la competencia exclusiva en materia de caza y pesca fluvial y lacustre que incluye en todo caso la planificación y la regulación de estas materias; y la regulación del régimen de intervención administrativa de la caza y la pesca, de la vigilancia y de los aprovechamientos cinegéticos y piscícolas.

          En este caso, poco hay más que señalar. Sólo la Junta de Andalucía tiene la capacidad legal de restringir la pesca en este enclave, y de hacerlo, debe estar explícitamente indicado, y posteriormente publicado en el Boletín oficial de la Junta de Andalucía.

          Por tanto, que un Organismo Municipal “decida” establecer una prohibición, como la pesca, podría estar incurriendo en un delito de prevaricación (y posible cohecho), al atribuirse competencias que están fuera de su jurisdicción. El caso tiene todos los elementos para ser llevado a un Tribunal de Justicia mediante un Contencioso administrativo, cada vez pinta peor para el Ayuntamiento.

          3. Orden de vedas de pesca continental en la Comunidad Andaluza

          La Orden a la que hace referencia, no prohíbe de forma explícita la pesca en este enclave, para hacerlo, ello debe estar indicado de forma expresa. Si se tiene bien a leer la normativa, nos encontramos con diferentes categorías y estados para la práctica de la pesca en Andalucía.

          Por un lado, nos encontramos con cotos, (trucheros o de ciprínidos), por otro lado con excepciones para la pesca de determinadas especies según circunstancias especiales (black-bass y carpa). Otro apartado correspondería a la clasificación según el tipo de especies piscícolas (ciprinícolas o trucheras) y por otro lado, nos encontramos con aguas (embalses, ríos, lagunas….) a las que no se hace alusión, pero son aguas libres para la pesca, siguiendo la norma general de esta actividad en cuanto a especies exóticas y autóctonas, cebos o señuelos y resto de normativa general.

          Ejemplo de ello lo encontramos en la misma capital malagueña, en tramos de los ríos Guadalhorce, en donde la pesca se permite aunque no se referencie, y se determina por normas generales. Por citar otro ejemplo en la misma capital, el Embalse del Tomillar en Campanillas, está habilitado para la pesca, pero no se referencia en dicha Orden de veda de pesca continental. Otros lugares de la Provincia, (p.ej. ríos Guadalmedina, Vélez, Guadiaro), o incluso de la Comunidad Autónoma se encuentran en la misma situación legal que esta laguna, y los andaluces pescan en sus aguas, según lo indicado en esta normativa autonómica.

          4. Conservación de la laguna, y afluencia de pescadores

          Aquí no deja más remedio de dar un tirón de orejas públicamente al funcionario que espeta esta frase, por ignorante y atrevido. Una opinión personal (y sesgada) no puede formar parte de una respuesta oficial, y más cuando se dicen palabras como “creo”, sin estar argumentadas sus explicaciones en una normativa publicada.

          Es por tanto ese defecto de forma lo que podría hacernos rechazar esa explicación por parte del funcionario de la Junta de Andalucía, dada sus dudosa legitimidad y veracidad al emitir dicho sin ley que lo ampare o estudio de impacto que lo refrende.

          Por otro lado, los pescadores deportivos de aguas continentales se diferencian de sus homólogos de pesca en el mar, por la conservación del entorno. El estudio de la fauna del escenario de pesca para realizar imitaciones como moscas, insectos y otros seres vivos como ranas o pequeños crustáceos, demuestran un interés especial por el entorno en donde desarrollan la actividad. Además, es sabido que la práctica totalidad de pescadores en nuestra Comunidad Autónoma practican la pesca sin muerte en aguas continentales, devolviendo al agua la práctica totalidad de las piezas que se pescan, haciendo de este ejercicio una actividad sostenible.

          Decir que pueden deteriorar el parque, cuando son los mayores interesados en que ese espacio se conserve es más que una osadía, un insulto directo hacia el colectivo de pescadores por parte de esa Administración, y se podría estudiar tomar medidas contra tales afirmaciones infundadas.

          Por tanto, a día de hoy, si sobre esa determinada masa de agua, la Junta de Andalucía, no extiende ninguna restricción, legalmente no puede existir ninguna Administración, Cuerpo Policial o Medioambiental que lo haga, ya que carece de todo fundamento legislativo para ello, por no señalar, que cualquier intento de hacerlo puede incurrir en un delito de prevaricación, y levantar suspicacias de un posible cohecho.

          Sería provechoso para la ciudadanía que se estudiara el caso con más detenimiento, a fin de encauzar la situación en un marco legal,

          Un saludo

          Samuel Peregrina

  • DISQUS: 0