Motril y Castell de Ferro – pesca submarina

Desembarcando una gran mero y una percha de lubinas en Motril. Foto: José Lorenzo

La otra gran zona de pesca submarina en el litoral granadino es el área comprendida entre el puerto deportivo de Motril y Castell de Ferro, atravesando el Cabo Sacratif. Es un espacio costero con pocos y muy localizados roquedos, pero muy pescados por buceadores. Los puntos calientes son los tajos de Calahonda y la costera de Castell, ambos con numerosos dentones, sargos y lubinas. Aquí no se suele pasar de los 18 mts de profundidad. Aún menos en Carchuna, donde se dispara a sargos y lubinas a sólo 6 u 8 mts de agua y sin corrientes; un buen lugar para iniciarse.

En la costa de levante, frente a Punta Negra, se bucea en puntos muy concretos, pues las piedras están pegadas a las ramblas y por fuera sólo hay poseidonias.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0