Playa de La Línea – pesca deportiva surfcasting

Competición en la playa de poniente. Foto: Ganfornina

La roca gibraltareña confiere a la localidad gaditana de La Línea de la Concepción dos escenarios marítimos claramente diferenciados e, incluso, bañados por dos mares diferentes. En la Bahía de Algeciras, la Avenida de España preside la playa de poniente, de aguas atlánticas; por su parte, la playa de levante saluda al Mediterráneo, y es conocida entre los pescadores por La Atunara –la avenida que la circunvala– o El Burgo, que es la denominación de uno de los hoteles de la zona. Poniente, hacia el Atlántico, y levante, hacia el Mediterráneo; dos playas y dos mares que convierten este municipio en un lugar a tener en cuenta si hablamos de pesca marítima de recreo en Andalucía.

Surfcasting en la playa de levante. Foto: Ganfornina

En la playa de poniente la pesca es más variada. La bahía es generosa en herreras, doradas, brecas, robalos, bailas y besugos, estos últimos por la noche, con lombrices de sangre, catalanas y americanas como cebos más utilizados. Incrementa su versatilidad en su confluencia con el país vecino, que decidió un día construirse un aeropuerto ganándole metros a los tratados y dio como resultado, además de una minúscula pista donde aterrizan los grandes aviones procedentes de las islas, una escollera –en suelo español, lógicamente– desde la que capturar especies típicas de roca: mojarras, pargos, doradas, sargos… Práctica común en esta zona es el lance de aparejos –no tan finos como en arena– provistos de un solo anzuelo por debajo del plomo y con cebos variados, que van desde el cangrejo ermitaño a la gusana de rosca, pasando por la navaja, concha fina y cañaílla.

De cara al levante, la pesca es totalmente diferente, ya dentro de lo que es la tónica general de la costa oriental de Andalucía.

Saliendo de La Línea en dirección a Málaga, accedemos a La Atunara tras advertir un cartel indicativo en la Cuesta del Higuerón. Dispone esta playa, igualmente, de una escollera desde la que lanzar a fondo los aparejos con plomo corrido. En la arena, lo más común es capturar la herrera y el besugo al atardecer, con bajos de línea de tres anzuelos, dos por arriba del plomo y uno por debajo. Son playas, ambas, muy trilladas por aficionados al surfcasting, en mayor grado en la época estival, cuando la dorada está más activa.

Texto: © Quico Pérez-Ventana

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 2
  • comment-avatar
    Javier Narbona 6 años

    Hola, compañeros. Quisiera añadir ciertos datos sobre la zona a la que el escrito de Quico Perez Ventana hace refencia, en especial la playa del Burgo, llegando a la Alcaidesa. Soy de Málaga capital y muy aficionado a la pesca, me gusta mucho frecuentar Sotogrande o La Línea para el surfcasting. El jueves pasado, dia 19 sep, estuve en El Burgo echando una gran jornada que comenzó al atardecer y terminó al dia siguiente a las 16:00. En medio de la noche, con la marea subida y la luna bien iluminada, tuve una picada que a punto estuvo de vaciar la bobina de mi carrete. Fue cuando me dispuse a sacar una de mis cañas, la cual estaba algo destensa, comprobé el cebo con mi linterna y cuando de repente escucho ese sonido tan característico que hace la bobina cuando tiran fuerte y progresivo… De repente, shhhhhh, el carrete poco a poco empieza a ir mas rápido, tan rápido que quise aflojar el freno y cogí la caña y sentí que se la llevaba hacia dentro, no podía pararlo, no paraba de sacar hilo!! Yo asustado, emocionado, desconfiaba de mi shimano ultegra con un hilo de 0’20 (y su respectiva cola de rata con mi bajo de línea del 0’50, plomo luminoso blanco y anzuelo dorado con tita de palangre licrada). Me pude fumar hasta dos cigarros del rato que se pegó tirando mientras yo luchaba. Hasta que dejo de sacar y se soltó. Me alegro de no haber perdido nada del aparejo, puesto que si no tendria que haberme marchado con la pena de saber que he dejado a un hermoso y poderoso pez con un hilo en su estómago… La tita venía partida en dos trozos, como si hubieran sido incisivos los dientes que atacaron. Quiero creer y estoy bastante convencido de que tuvo que ser una buena dorada de por lo menos 3kg. Asi que son este tipo de cosas las que me hacen engancharme aún más, amar aún más, querer aún más al mar, la pesca y todo lo que me conlleva. Un saludo a todos.
    SI QUIERES QUE EL MAR TE DÉ BENEFICIO, DALE TU A ÉL 3 VECES EL BENEFICIO QUE QUIERAS, NO TIRAR HILOS, COLILLAS, STIKLIGTH, ANZUELOS, ENVOLTORIOS BOCADILLOS (PAPEL DE PLATA O FILM), EMBOTELLADOS, DESPERDICIOS… E INTENTAR LLEVARSE CON LA BASURA DE UNO MISMO COSITAS QUE HAN DEJADO OTROS. ASI IRÁ MIL VECES MEJOR DE COMO VA LA COSA. GRACIAS!!!

    • comment-avatar

      Ojummmmm, yo también tuve un susto de aúpa con dos cañas a la vez. Las cogí una en cada mano, porque les metió aquel peazo embestía un bicharraco gordo. Y yo sin cortarme un pelo cogí una caña en cada mano y los sujeté como pude, y la verdad que los saqué del agua. Empecé a correr p’arriba por la arena y saquá a dos graciosillos que estaban buceando y dándole tirones a las cañas de los pescadores de surfcasting, pero no contaron con que yo tengo dos cohone como un burriko y los pillé y los clavé y los saqué. Y fue en La Línea. Y después me decían: muchachoooo, por qué nos has hecho esto. Jajaja, muchacho a mí que tengo ya 67 años, unos niñatos de 17 años llamando muchacho a la gente mayor. Vaya con La Línea, la educación de los jóvenes de allí está por los suelos.

  • DISQUS: 0